Consulta nuestra oferta de actividades
Provincia:
Tipo de actividad:
Fechas:

Espacio/Centro:
Destinatarios:
Palabra o Frase:
Lateral grisConsulta nuestra oferta de actividades
Lugar:
Tipo de Actividad:
Espacio/Centro:
Desde:
Hasta:
Destinatarios:

Conferencia. Educar sin miedo. Por una educación consciente, emocional y respetuosa



Lo sentimos, esta actividad ha finalizado
Puedes consultar aquí nuestra oferta de actividades

ONU
ODS-04.png

Leticia Garcés Larrea. Pedagoga. Coordinadora Padres Formados.

Las investigaciones científicas de las últimas décadas han mostrado la importancia que tiene para el desarrollo sano, físico y mental de los niños y  de las niñas, no sólo una alimentación adecuada, sino el hecho de que sean criados y educados en un ambiente de aceptación, respeto, afectividad y estimulación.

La neurociencia ha demostrado que la organización y el funcionamiento del cerebro dependen no solo de la genética sino de las interacciones con el entorno familiar y social durante su gestación y los tres primeros años de vida sobre todo según los expertos Jorge Barudy y Maryorie Dantagnan.

Por lo tanto, el contexto social es determinante para el funcionamiento mental pues la salud mental de los y las menores, adolescentes y adultos está condicionada por la calidad de las relaciones interpersonales que los contextos humanos les proporcionan desde que crecen en el útero de sus madres.

Como vemos, la función y estructura cerebral están directamente modeladas por las experiencias parentales, por lo tanto, el bebé necesita un adulto con competencias necesarias para cuidarlo, estimularlo, protegerlo y educarlo porque de lo contrario, queda expuesto a la negligencia del medio en un grado mayor que si se diera en la vida adulta y según Rosa María Fernández García, se pueden originar secuelas neurológicas que le afectarán en el futuro aprendizaje.

La parentalidad positiva podemos decir que es la forma de proteger a los niños y niñas durante su infancia, incidiendo en la mejora de las competencias emocionales y parentales de sus cuidadores principales, padres, madres y docentes, de tal forma que el miedo no sea la emoción que más protagonismo tenga en las relaciones, evitando educar desde el miedo y/o generando miedo.

Sentirse aceptado y amado independientemente de las circunstancias personales es vital para el sentido de pertenencia del ser humano y desarrollo de su identidad.

Lamentablemente, no todas las familias y centros escolares están capacitadas para acoger y acompañar las emociones que se generan en la convivencia diaria y esto dificulta la autorregulación emocional que tan relacionado está con la salud física y mental. Dirigido aPadres, educadores y público en general.

PUEDES ENCONTRARNOS EN