Consulta nuestra oferta de actividades
Provincia:
Tipo de actividad:
Fechas:

Espacio/Centro:
Destinatarios:
Palabra o Frase:
Lateral grisConsulta nuestra oferta de actividades
Lugar:
Tipo de Actividad:
Espacio/Centro:
Desde:
Hasta:
Destinatarios:

Exposición. Eco de Silencios



Lo sentimos, esta actividad ha finalizado
Puedes consultar aquí nuestra oferta de actividades

Más información
Javier Hernández Soria (JHERS), artista, nació el 4 de junio de 1950 en Tudela. Con apenas un año se trasladó a Cascante y fué allí donde estableció su estudio de pintura.

Artista autodidacta, inquieto e incansable. Como decía Ramón García Domínguez en su libro sobre Miguel Delibes, podríamos aplicar a Javier su título: "Un hombre, un paisaje, una pasión".

Paisaje que formó parte fundamental en sus primeros pasos. Paisajes urbanos y paisajes campestres, donde el chopo, la viña y el olivo multiplican su presencia, con guiños al impresionismo, entre las tierras del Queiles, con el fondo del Moncayo, el Ebro y las Bardenas.

No faltan, de esta su primera época los bodegones y naturalezas muertas, las figuras y los retratos. Todos estos trabajos iniciáticos fueron conformando una manera de hacer, en la que siempre habrá que destacar su dedicación y su constancia.

La inquietud artística de JHERS le lleva a explorar nuevos caminos. Los colores van apagándose, llegando a producir series de trabajos casi monocromáticos. Excelente su serie sobre papel a base de grabados e incisiones sobre betún de Judea. Asimismo trabaja con acrílicos sobre lienzos de gran formato, introduciendo collage y nuevos materiales empastados con la pintura.

Realiza sus primeros trabajos escultóricos con las formas que le va dictando la madera de olivo. Lo mismo hará con recortes de hierros que irá cortando y soldando, para componer esculturas oníricas que, jugando con los vacíos de los troqueles, le van dando un aire surrealista.

Este es JHERS, Javier, una persona inquieta, comprometida con la vida, artista infatigable y creativo, siempre buscando nuevos materiales y nuevos universos donde plasmar todo el mundo sensorial que le rodea y, al mismo tiempo, donde sacar ese mundo interior labrado desde la pasión y la constancia.

Son esos los dos mundos en los que se mueve, sin que, muchas veces, se pueda establecer la línea que los separa, porque esos mundos se superponen en ocasiones, en esa búsqueda infinita tan incansable como humana. Dirigido aPúblico en general.

PUEDES ENCONTRARNOS EN